Reflexiones Sobre 2019 Y Despedida Del Año

2019 llega a su fin y como ya es tradición hoy me toca hacer una retrospectiva de este año que se va. Este año, como todos de un tiempo a esta parte, ha sido particular ya que mi vida se resiste a encontrar ningún tipo de normalidad, lo cual es algo agobiante pero indudablemente es lo que hay. Como ya es costumbre desde 2013 (que ya es decir) vamos a hacer un pequeño resumen de lo que ha sido el año para el blog, en mi opinión:
HT Publishers ha publicado (al fin) la segunda parte de la traducción de Drakonheim. Si soy sincero me parece que ha sido algo tarde y creo que debería haberse publicado todo junto por la idiosincrasia del tercer módulo pero en fin, tanto dará. Quedo agradecido con el apoyo que me han dado y me gustaría volver a colaborar con ellos. Quien sabe si podré. Por primera vez en dos años he aumentado el número de entradas publicadas. Este año he podido cumplir mi cupo de 54 entradas, algo que me prometí y de forma sorprendente he podido cumplir. Con esta entrada que estáis leyendo he escrito lo mismo en 2019 que en 2018 y 2017 a la vez, ¡que no está nada mal! Eso sí, me he tenido que descuadrar en algún momento ya que en Diciembre he hecho 7 entradas, siendo entre 5 y 4 la media de entradas mensual (una por semana) pero bueno, tanto da. Estoy bastante contento y me he dado cuenta de que una entrada semanal es una cuota que he sido capaz de cumplir tanto trabajando como en el paro. No voy a prometer nada pero intentaré continuar con este ritmo el año que entra.Este año ha sido catastrófico en el nivel de grupo de rol. Han habido varios intentos que han salido mal y uno de ellos especialmente mal, con rollos personales de entre medias. Pero para mi sorpresa estoy jugando de forma semi-regular a dos cosas: a La Leyenda de los Cinco Anillos con mi novia (y distinta gente: un amigo, su hermana, etc) y a D&D 5e, ambientado en Eberron, con un antiguo compañero de curro y sus colegas. La verdad es que esta experiencia está siendo curiosa pero buena. Por otro lado también he retomado el mundo de las miniaturas, aunque de eso no hablo en el blog. Tengo la sensación de que este año he comprado mucho rol pero en realidad no ha sido tanto. Lo que sí que es cierto es que he apoyado bastantes mecenazgos de los que estoy muy contento, destacando los de El Ojo Oscuro (ese juego que dudo que juegue en mi vida pero que me encanta). También me he comprado y disfrutado juegos que jamás creía que jugaría así que quien sabe... En el ámbito editorial sólo me tiene algo preocupado la posible deriva de Cubile 7 (ya nos han dado algunas malas noticias) y lo pesimista que parece Carlos de la Cruz con su propia editorial... ¡Tendremos que promocionar más el Mythras!En resumen este año ha sido el de las sorpresas. Las cosas que intenté montar por mi cuenta han salido mal pero también han salido cosas de forma orgánica y natural que me han hecho volver a tirar todo tipo de dados... ¡Y bien contento que estoy con ello!Este año ha sido muy bueno para el blog. No tanto como hace unos años, donde yo era mucho más activo y además la comunidad blogera se movía más, pero desde luego mucho mejor que los años anteriores. El año pasado veía difícil que la cosa mejorara pero lo hizo, no hay nada que no se pueda cambiar con una pizca de esfuerzo y ayuda. Acompañadme a ver las estadísticas ya que llevo un año sin verlas y esto va a ser una sorpresa para todos:La entrada con más visitas del año fue, para mi enorme sorpresa, Apuntes vicuménicos: Historia reciente del Imperio Taryano con la impresionante cantidad de... ¿¡1617 visitas!? Me sabe mal pero esto tiene que estar mal, tiene que haber algo relacionado con bots o lo que sea... Pero le saca casi 1.000 visitas a la siguiente entrada, la de Los protagonistas no empiezan a nivel 1, que tiene 689 visitas (esto son 49 visitas más que el año pasado en mi entrada más vista, que no suena muy bien pero eh, mejor que perder es). Yo dejo los datos aquí y vosotros opinad a gusto. Lo que está claro es que es eso mismo, la opinión, lo que más mueve ya que este año he dedicado una buena cantidad de entradas a temas muy concretos que apenas han atraído visitas pero que realmente me ha gustado hacer.La entrada con más comentarios es compartida: tanto Efectos de combate simplificados para Mythras como Los protagonistas no empiezan a nivel 1 cuentan con 17 comentarios nada menos. Hay que considerar que en su mayoría son míos (la mitad, más o menos, porque soy un tipo educado al que le gusta responder a las cosas... siempre que no se le olvide, claro). Esto es una sustancial mejora con respecto al año pasado llegando a una curiosa conclusión: cada día parece que hay menos gente por los blogs pero la gente que se queda resulta algo más activa. Y eso es algo que me gusta, es algo con lo que estoy cómodo. Voy a empezar una nueva cuenta ya que la de los +1 no tiene sentido en el mundo post-G+, y es la narcisista cuenta de seguidores. Y es que es algo que he visto crecer a lo largo del año pero no se en que proporción (creo que habéis sido unos 10 nuevos o así, no recuerdo cuantos tenía a finales de 2018. A día de hoy sois 139 seguidores (138 ya que creo que yo sigo mi propio blog). Supongo que hay muchas cuentas abandonadas y gente que ya no está por aquí pero viendo mi trafico diario me huelo que muchos seguís dándole... ¡Y os lo agradezco! A ver el año que viene que tal.Mi entrada favorita de este año... La verdad es que no sabría elegir. Este año me ha dado por hacer series. Cabe destacar dos: la serie de El Reino (con 9 entradas) y la de orígenes para PJ de Warhammer 4ª (con, curiosamente, también 9 entradas). Esto quiere decir que he hecho 18/54 entradas en dos series, lo cual me parece algo bastante alto. De todas las entradas me costaría elegir una, pero si hay una que realmente me gustó como me quedó es la de Mythras y el choque cultural. Me encantaría jugar algo relacionado con ese tema en algún momento.Este año la reflexión general del blog es mejor que los anteriores. La verdad es que vuelvo a ver Con D de Dados con más ganas, la rutina me ha dado cierta estabilidad mental aunque sea en el mundillo del blog. Este año hemos despedido a G+ pero yo me he metido en Mewe, si bien no soy especialmente activo por ahí (aunque intento responder a todo lo que me preguntan) y lo uso principalmente para promocionar el blog. Es una red curiosa, no se si me gusta pero me ayuda a mantener el contacto con algunos a los que creía desaparecidos, lo cual está bien. 
Y con esto estaría todo. Dentro de poco entramos en otro año y veremos que pasa. Este año lo encaro con algo más de ánimo con respecto a como entre a 2019 y eso ya es algo bueno.
En fin gentes, esto es todo sobre Con D de Dados en el 2019. Disfrutad de las últimas horas del año como bien podáis. Nos vemos en 2020. 
¡Nos leemos!